BENEFICIOS

Este ejercicio espiritual te hará sentir que tu luz interior se intensifica y se revitaliza con la energía vital de las estrellas. Con el baño de estrellas retomarás la realidad de forma fresca y renovada. Te aportará valor y alegría para afrontar con eficacia los retos de tu vida.

METODO

Los seres humanos han practicado esta meditación con las estrellas desde tiempos prehistóricos para invocar la salud, la fertilidad y la vida.
Meditación sentada sobre un cojín, con la espalda recta mirando las estrellas en el horizonte, con una respiración profunda y suave dejando que la mente descanse.
En la postura del Indalo tumbado boca arriba, fijando la vista en las estrellas nos relajamos sin pensar en nada y nos cargamos de energía vital.

El baño de estrellas se hace al aire libre en noches cálidas y estrelladas. Es mejor hacerlo desnudo y sentir como la energía vital en forma de luz de estrellas baña tu piel.

1. En la posición del Indalo, de pie o tumbado, mirando las estrellas, recita este mensaje

“Me baño con la luz de las estrellas y recibo

sus influencias positivas para mi

bienestar integral.”

 

2. Al finalizar silencia la mente de pensamientos y emociones, cierra los ojos y entra en un estado de contemplación placentera del espacio celestial que está en tu interior. Puedes hacer esta meditación sentado o tumbado.